¿Qué es y para qué sirve el sérum? ¿Es necesario en la rutina facial?

By 10 noviembre, 2020Beauty

Cuando pensamos en nuestra rutina facial y aparece la palabra sérum surgen muchas dudas al respecto. ¿Qué es y para qué sirve exactamente? ¿Qué beneficios tiene y cómo usarlo?

Lo primero que tenemos que saber es que los sérums, también llamados sueros, son  concentrados de un activo o mezcla de varios que nos sirven para  tratar la piel en profundidad.

Inspirados en las rutinas de belleza oriental, los sérums llegaron hace unos años para quedarse y se han convertido en un producto indispensable para potenciar nuestros cuidados diarios. Pero, ¿cómo tenemos que usarlos?

El sérum es un paso fundamental previo a nuestra crema hidratante. Es un tratamiento de textura ligera, con alta concentración de principios activos. En muchas ocasiones es un potenciador de los tratamientos que nos vamos a aplicar después. Su fórmula más intensa está enfocada en tratar necesidades más específicas de nuestra piel.

La crema o loción hidratante que aplicamos después, es un producto para mantener la piel hidratada. Puede estar adaptada a nuestro tipo de piel y a otras  cuestiones como manchas o firmeza, pero su función principal es mantener la piel correctamente hidratada y ser el último paso de la rutina de belleza.

Para elegir un sérum que se adapte a nuestras necesidades, hemos de tener en cuenta  tanto nuestro tipo de piel, como qué es aquello que queremos mejorar o corregir, ya sean arrugas, flaccidez, falta de luminosidad o manchas. Podemos encontrarlos en forma de gel, textura más líquida e incluso en forma de aceites. La fórmula va a depender de dónde se disuelve mejor el activo o en qué tipo de textura es más eficaz.

Por último, saber que podemos utilizar más de un sérum a la vez siempre que queramos aprovechar los beneficios de dos productos o incluso utilizar por la mañana distintos sérums que por la noche. Son muchísimas las posibilidades para sacar el máximo partido a estos concentrados. Pero no aconsejamos aplicar más de dos juntos para no saturar la piel de producto y sobre todo, ¡recordad que tenemos que aplicar la crema hidratante una vez se hayan absorbido los sérums! Esto nos servirá de sostén a todo lo que hayamos aplicado y mejorará la efectividad del tratamiento.

Para cualquier consulta podéis contactarnos a través de nuestras RRSS.